CHARLAS DE CAFÉ

Quién no comprende una mirada 
tampoco comprenderá una larga explicación.
PROVERBIO ÁRABE






  • Yo soy una laica pero estoy llena de pequeños actos de fe cotidianos: preparar la merecida cena; poner una mesa y leer un cuento nocturno o ir más allá del vacío y encontrar un lector.
ZM (16.VIII.12

  • Las redes sociales empujan al individuo hacia el deseo, bueno o malo, legítimo o amoral, y esa necesidad de salir quiebra los monopolios; todos: los mediáticos, los industriales, los imaginarios e incluso los amorosos.
ZM y el mayo Chilango (22.V.12

  • Esta generación hizo varios milagros, salió del individualismo estéril y borró, quizás por unos instantes, la división de castas y el miedo de clases que laceran, hace siglos, esta tierra
ZM y el mayo Chilango (26.V.12
 

  • Existo hago y soy, y cuando termino por ser ya no hago, ni tampoco existo... cuando los 132 ya no tengan dudas y angustias y sean; habrán dejado de existir
ZM y el mayo Chilango (25.V.12

  • Me enamoré de un argentino porque era muy cariñoso. Años después, tras los pasos de Lamborghini, descubrí que los argentinos, en general, son cariñosos. Pensé en mi, en nosotros los mexicanos, en nuestra amabilidad, distante.
ZM y tras los pasos de un tal Lamborghini (Verano 2016)

  • Leer es una forma de escribir,
    escribir una forma de pensar.

    Y pensar, una forma de disentir  
ZM (primavera 2018)

  • Lluvia, siempre llueve lluvia; lo escribieron un día mis alumnos en un pastel de cumpleaños. Lo sacaron del poeta Gonzalo Rojas, de un su poema que habla de las metamorfosis y que me gustaba recitar. A mi me encanta que llueva. Es como si el cielo y la tierra guardaran algo y de repente, aún sin desearlo, lo dejaran ir...   Llueve a cántaros, dicen; y los cántaros se rompen y llueve continuo y el silencio es agua vertical, y es como si tierra y cielo hubieran perdonado y dejado ir... Me encanta que llueva, es tan hermoso como los amaneceres cálidos de mayo o la luz de abril en el ocaso atravesando las flores moradas de las jacarandas. Como la risa repentina de mi hija y la madre amamantando; me encanta que llueva.
ZM (primavera 2018) 

  • Hace unos días, en un programa televisivo, dije que el discurso de AMLO era una mezcla de Quijote y Sancho Panza; un idealista dicharachero. Añadí que el Quijote no cambió el mundo.
    No dije, porque el tiempo televisivo no da para tanto, que cada vez, a pesar de lo que digan los pragmáticos y cínicos, confirmo que la vida sin darse a los demás no tiene ningún sentido. Darse, desde lo pequeño hasta lo trascendente, es un ir contracorriente de lo que nos han enseñado. Y no importa si darse también implica alimentar la vanidad y los deseos de Gloria personales... darse al otro también es una forma de equivocarse.
    Quizás por ello, el camino del arte es tan significativo... creando por necesidad vital te brindas a los demás.
ZM en temporada de secas y frío decembrino 2018
 
  • Una de las cosas que descubrí estando casada con un santiagueño, es que a la sociedad argentina, en tanto sociedad, tenía un afán por la igualdad. Sus críticas al mundo iban en ese sentido, para bien y para mal. Lo confirmaría después con mis estudios acerca de un tal Osvaldo Lamborghini.
    En cambio, nosotros los mexicanos, históricamente (y hablo antes de la llegada de los españoles), tenemos un afán por la desigualdad (El macehual/el pilli), para bien y para mal. Amamos al chingón y le perdonamos las chingaderas que haya tenido que hacer para lograr llegar a la chingonería... Somos flexibles en nuestros conceptos éticos y preferimos, hasta en el tráfico, la fluidez a la ley...
    Todas nuestras groserías tienen que ver con esa desigualdad binaria el pendejo/el cabrón, el pinche/el chingón...
    El problema grave, para mí hoy, es que esa dualidad desigual de antaño, que tiene sus virtudes, se ha agudizado con un renacimiento de la estructura colonial de castas, haciéndola todavía más racista de lo que era. A ella, habría que sumarle esta misoginia estructural capitalista que en México ha producido estragos, más de un feminicidio diario...

ZM y tras los pasos de un tal Lamborghini  (Temporada de secas y fríos decembrinos 2018)



No hay comentarios:

Publicar un comentario