domingo, 13 de julio de 2014

César Tort, La culpa es de la Cantata; LO QUE PASA EN LA CAMA PASA EN LA PLAZA,



Zyanya Mariana


... Por esto en la música de Tort—y no sólo en La Cantata; en El orador su héroe es Dios—se enfrentan y combaten de continuo, sin tregua, sin cuartel, la materia y el espíritu. ¡Ah!, pero su propia lucha los funde en una sola cosa, en una sola entidad inesperada—más allá de todo artista, pero siempre inexorable—: esa cosa única, torturante y creadora que es el demonio. El demonio doliente y esperanzado de la vida. Porque si algo creó a alguien, el hombre no puede ser sino el demonio. De aquí la religiosidad de Tort como heroísmo. En todos los sentidos. Su música no sólo respira la vida sino que la reparte. 



 
César Tort, compositor mexicano
Foto: Archivo Sipse


LO QUE PASA EN LA CAMA PASA EN LA PLAZA;
César Tort, La culpa es de la Cantata 
(1era parte)


ENTRE NIÑOS Y PARTITURAS
“Mire usted, hacía años que yo pensaba que tenía que esforzarme para que mis obras sinfónicas volvieran a tocarse. Pero Artene me entretenía bastante. Compuse música para niños, desde bebitos hasta sexto año de primaria. Pero llegó un momento en que lo que hice para los niños virtualmente lo terminé." 
Habla el maestro César Tort, compositor poblano, quien me recibe, entre partituras en el estudio de su casa en Tlalpan. Recuerda, habla pausadamente. Al fondo se escucha un recital; es el concierto de instrumento de los alumnos del Instituto y un público de papás. 
El maestro evoca: “Se sumerge uno en ese mundo y se olvidan otras cuestiones. Y no es que se le olvide pero a uno no le queda tiempo. Yo tenía todo mi tiempo para los niños. Un taller en el Conservatorio, otro en la Nacional y Artene, para que yo tuviera niños de más pequeña edad.”

Ese mismo año otro poblano,
Héctor Azar, fundaría,
también en la villa de Coyoacán,
el Centro de Arte Dramático, CADAC;
otorgándole al barrio el carácter cultural
que goza hasta el día de hoy .
Dedicado a la enseñanza musical para niños, César Tort funda en 1967 el Taller de pedagogía Musical Infantil en la Escuela Nacional de Música de la UNAM. Dos años después, en 1969, el Centro de iniciación Musical en el Conservatorio Nacional de Música y en 1974, en Coyoacán, el Instituto Artene. 


Bartók (1881-1945), Kodaly (1882-1967), Dalcroze (1865-1950),
Martinot (1898-1980) y Orff (1895-1985)


Más allá de los talleres infantiles, la música exige una pedagogía precisa y sutil. Por ello, y siguiendo la tradición europea de grandes creadores de métodos musicales y compositores-pedagogos como Béla Bartók y su Microcosmos, el también húngaro Soltán Kodaly y el alemán Karl Orff o los hallazgos de Émiles Jacques Dalcroze y de Maurice Martenot, por sólo nombrar algunos-, César Tort dedicó 35 años de investigación la creación de un método infantil inspirado en el folclor mexicano. En él los ritmos y la alegría costeña de Chiapas y Veracruz se mezclan con el folclor de la meseta Purépecha del estado de Michoacán y la lírica tradicional infantil.

“Pero volví a pensar en mi música, recuerda y añade: Entonces me dije, ya no tengo que estar entregando informes en la UNAM, voy a acabar mi Oratorio. Lo retomé en el 2004 y lo terminé en el 2010. Es una cosa muy ambiciosa, muy pesada, muy larga. sucedió algo. A fines del año pasado me reestrenaron una obra sinfónica La Espada."


LA ESPADA, CANTATA A MORELOS
José María Morelos Y Pavón (1765-1815)
Sentimientos de la Nación, 1813
En diciembre de 1965, en el marco de las fiestas conmemorativas al bicentenario del general Morelos y Pavón (septiembre 30 de 1765), Tort estrenó La Espada, Cantata a Morelos en el Palacio de las Bellas Artes. En aquel entonces la dirigió, el hoy casi centenario, Luis Herrera de la Fuente (1916), al frente de la Orquesta Sinfónica Nacional. Fue un evento importante de la época al que acudió el presidente de la República. Cuentan que para la narración fue elegido el actor José Gálvez pero este, quizás por nervios, olvidó una línea. El hecho enfureció a Herrera de la Fuente quién lo sacó de la temporada y le pidió al propio Pellicer que declamara su poema Tempestad y calma en honor de Morelos



Carlos Pellicer (1897-1977)

En su estudio el maestro Tort recuerda: "Cuando la Secretaria de Educación Pública me dió el encargo, Pellicer estaba escéptico, muy amable pero escéptico", el maestro repite la palabra como si al repetirla rememorara los obstáculos de aquella época.  
Mauricio Magdaleno Cardona
(1906-1986), novelista, dramaturgo y
ensayista. Trabajó como Guionista
en el equipo del Indio Fernández 

Yo era muy joven y no me conocían mucho todavía como compositor. Mauricio Magdaleno, un novelista que tiene unas obras extraordinarias. Él estaba de subsecretario de cultura, así que a través de él me dieron el encargo de la Cantata. Silvestre Revueltas, otro escritor muy bueno, trabajaba ahí y le dijeron que tenía que hacer una semblanza porque me iban a incluir en la programación." 


José Revueltas, proveniente de una familia de ilustres artistas, es uno de los mejores escritores mexicanos del siglo XX. Paz añadía a su talento literario su bondad: "era el hombre más puro de México" y de su vida Monsiváis la comparaba a la de sus personajes pero haciendo de él "probablemente el más poderoso". Al respecto César Tort menciona: "Pepe Revueltas impuso escuchar la pieza antes de escribir. Me acuerdo que decía: Yo no escribo nada, hasta no escucharla en los ensayos. Cómo voy a hablar de una obra que nunca he escuchadoAsí era, muy sensible Pepe Revueltas, concluye el maestro." 

José Revueltas (1914-1976),
uno de los mejores escritores
de la Generación del 14 
Luego evoca otra imagen: "Pepe Revueltas, estuvo ahí en los ensayos con Pellicer y Mauricio Magdaleno. Entonces se dieron cuenta que podía tener éxito el estreno. Ellos estaban felices porque iba a ir el presidente con el cuerpo diplomático." Después sonríe y añade: "El éxito fue extraordinario."

Ante la imagen del éxito pasado de la Cantata el maestro apunta: "Sabe, frecuentemente no se miden mucho las consecuencias, entiende usted. Por ejemplo dicen que cuando Verdi estrenó la Traviata, esa obra donde una mujer muere en su cama amando. Dicen que el éxito fue tremendo y él ni cuenta se dió. Yo creo que eso pasa. Se estrenó la obra y fue una sorpresa muy grande. Yo no lo esperaba, dice y añade: "Pellicer  ya no me bajó de maestro, el joven maestro y así me presentaba. Me invitó a su casa de aquí, a la de Tepoztlán, dónde escribió esa poesía. Y siempre así, no me bajaba de joven maestro. Mauricio Magdaleno también se apantalló, Pepe revueltas se volvió mi amigo, un hombre extraordinario Pepe Revueltas, entiende usted.  Era comunista, pero un comunista ejemplar, nunca peleaba con nadie, era incapaz de insultar en las platicas, nunca le oí hablar mal de nadie. Aunque padeció muchísimo en el 68. Por poco y los matan, eso quería el Ordaz ese, quería hacerlo, se salvaron por un pelo."


Manuel Marcué Padilla, José Revueltas, Elí de Gortari y Carlos Sevilla
De la familia Revueltas Sánchez, doce hermanos,
Fermín y Silvestre compartieron con José el fervor revolucionario


El movimiento social del 68 que terminaría con la matanza de Tlatelolco, inició como un incidente entre pandillas estudiantiles. Un 22 de Julio se enfrentaron “Los ciudadelos” y “Los arañas”, frente a la preparatoria Isaac Ochoterena, a raíz de un partido de fútbol americano entre las vocacionales 2 y 5 del Instituto Politécnico Nacional (IPN). 

Cartel estudiantil del 68

La respuesta del Estado a la trifulca juvenil fue desproporcionada, muy pronto el incidente se convirtió en un movimiento estudiantil con base en un pliego petitorio al que se le unieron influyentes intelectuales de izquierda. Al respecto el maestro recuerda:   "Había ahí un grupo de comunistas prominentes. Estaban Elí de Gortari, comunista prominente; Heberto Castillo, comunista prominente y maestro de la Universidad y Pepe. Los metieron a la cárcel en una crujía especial, pero no tuvieron nada que ver con los estudiantes, porque los estudiantes no quisieron. Incluso algunos querían subir, otros no. Estaba en el pliego petitorio que fue muy famoso y decía que era un movimiento de estudiantes y querían la libertad de estas gentes que encerraron. Destruyeron con una bazuka una puerta colonial y luego mataron gente. Después vino algo peor, la matanza de Tlatelolco. Y ahí sí, los estudiantes se replegaron, ya no volvieron a hacer nada. Aquello fue horrible."



El director Luis Herrera de la Fuente y la Orquesta Sinfónica Nacional, 1970


La imagen del 68 se diluye y aparece otra: "Sabe de qué me acuerdo de como la dirigió Herrera de la Fuente. Él se emocionó y eso me sorprendió más que el propio estreno. Porque Herrera de la Fuente era muy tranquilito, calmado. Pero en su estreno se movió tanto. Por aquí, por allá para dar las entradas, que mire el sudor; yo me acuerdo muy bien que el sudor le saltaba de la frente. Estaba emocionadísimo, nunca me dijo nada. Era un tipo seco no mas que en el podio ya no era eso. Eduardo Mata en cambio, él si era más emotivo. Hablaba, se comunicaba y formidable en el podio. En el estreno Mata estaba muy emocionado." 


Eduardo Mata Asiain (1942-1995)


En 1967, Eduardo Mata (1942-1995), siendo Director del Departamento de música de la UNAM y de la Orquesta Sinfónica de Guadalajara, se llevó la cantata para conmemorar el centenario del Teatro Degollado. "Luego ya no se tocó para nada", explica el maestro Tort. 
50 años después, un sábado 22 de junio del 2013 en la Sala Nezahualcoyotl, volvió a escucharse la Cantata bajo la dirección de José Guadalupe Flores, director huésped de la Filarmónica de la UNAM. Le acompañaron cuatro coros ensamblados, 160 voces coordinadas por el maestro Germán Tort y para el poema de Carlos Pellicer, la narración de Emilio Echevarría.


LA PROVIDENCIA
"El reestreno tuvo algo de extraño, de favorable a uno, entiende usted. Como si la Providencia me hubiera ayudado. Esto se lo dije incluso a Carmelita Aristegui que me entrevistó y abrió los ojos. Aquí está la mano de alguien más porque después de tantos años no se puede estrenar con tanta facilidad, se olvidan de uno, bueno como compositor.” Después explica: “Miré usted yo estaba haciendo el Oratorio. Este requiere tanta cosa, un patrocinio, varios solistas, un coro y una orquesta grande; entonces pensé: por qué no reestreno una obra mía y eso empuja lo otro. Tomé el teléfono y hablé a Querétaro al director de Orquesta Flores. Yo lo había escuchada en varios lugares y me gustaba mucho su dirección. Ya ni se acordaba de mi:"Ah Tort, es el que se dedica a los niños?", me dijo. Bueno sí, le respondí, pero tengo obras sinfónicas. Mire maestro quiero que venga porque a lo mejor usted me puede estrenar una obra. Y vino, y nos fuimos a cenar y le llevé la grabación del estreno con Luis Herrera de la Fuente.”



"El maestro Flores se llevó la grabación y a los dos día me habla y me dice: Maestro la vamos a poner, ya le hablé a Treviño, y le hicimos cancha y como soy director invitado la vamos a poner." 


David Rodríguez de la Peña,
"niño chiquito", actual director del
Conservatorio Nacional de Música,
INBA; y alumno de César Tort
Continúa con su explicación: "Así que fue sencillo. Pero verá, a ese concierto asistió el Director de la Escuela Nacional de Música, el maestro Francisco José Viesca Treviño que yo no conocía; el director del conservatorio David Rodríguez de la Peña, que yo no conocía y la directora de la Ollin Yoliztli a quien sí conocía. Al terminar me fueron a felicitar y uno de ellos me dijo: Yo fui alumno de usted cuando era niñito en el conservatorio, me puso el apodo de "niño chiquito", porque mis pies no llegaban al suelo. Ahora soy director del Conservatorio Nacional de Música y me gustó mucho el trabajo de su hijo Germán."

Los maestros César Tort y David Rodríguez de la Peña
en la Conferencia-concierto
en el Conservatorio Nacional de Música,
mayo 21 y 2014
Germán Tort, Director general del Instituto Artene, con estudios  sobre dirección de orquesta, coros y experiencia coral en Europa, Estados Unidos y México, fue el encargado de montar y ensamblar los cuatro coros de la Cantata

"Eso le facilitó mucho las cosas al director, explica el maestro. Pero no sólo eso, verá a los tres o cuatro días le llamó a mi hijo el Director del Conservatorio y le dijo: Germán me gustó mucho tu trabajo coral. Vas a poner aquí el método de tu papá, vas a dirigir los coros de grandes y te vas a hacer cargo también del ensamble de la orquesta del conservatorio.
Homenaje a César Tort
"Niños músicos de Artene" en
La Escuela Nacional de Música, UNAM,
y el Director Francisco José Viesca Treviño
mayo 7 y 2014
Y claro que no paró allí la cosa. El director de la Escuela Nacional de Música, él no fue mi alumno y yo no lo conocía para nada, pero me contó que de joven cuando estudiaba en la Nacional mi trabajo en la escuela fue muy famoso porque yo tenía detractores muy fuertes y gente que me apoyaba mucho, entre ellos el rector Javier Barros. "Su nombre, me dijo, andaba en boca de muchas personas. Ahora voy a invitar a los niños de Artene y a usted a la Nacional, pues tiene muchos años de no pisar la escuela." 

Después de un incidente con el director de la época, César Tort dejó la escuela Nacional de Música y se trasladó al área de humanidades en la UNAM. "Fue una cosa muy fea", recuerda. Resentido por los hechos no volvió a pisar la escuela hasta su homenaje en mayo del 2014: "Perdí a los niños, recuerda, pero no me preocupó gran cosa porque seguí trabajando con ellos en Artene." 

La lista providencial que trajo el reestreno de la Cantata no se termina y el maestro añade: "Pero se abrieron más cosas. Mire siempre estuvimos tras las autoridades de Bellas Artes para que los niños dieran ahí su concierto de aniversario, queríamos integrarnos al programa. Nunca se había podido pero uno de los meros meros de Bellas Artes estuvo en la Cantata. Mi señora se aprovechó y le pidió una cita: "Como no maestra", ella lo fue a ver y le dieron la fecha en Julio para los niños. Todo esto se debió a la Cantata. Fue el reestreno lo que ocasionó cosas inesperadas. Por eso digo que hay algo raro. Incluso recordé, ya lo había olvidado, que cuando se estrenó mundialmente tuvo mucho éxito. Todo eso lo olvidé y ahora con todo esto lo vuelvo a recordar."




César Tort en su estudio

  

Fin de la Primera parte

No hay comentarios:

Publicar un comentario