viernes, 6 de julio de 2012

De la ignominia, la mezquindad y los dilemas II; LO QUE PASA EN LA CAMA PASA EN LA PLAZA

ZyanyaM
Vamos hacia los quinientos canales de TV,
y ¿para qué sirven? Para que la gente no cuestione el poder

Disentir es uno de los derechos que le faltan
a la Declaración de los Derechos Humanos
José Saramago

La ignominia...
Cualquier proyecto que dejé fuera a los indígenas está condenado a la injusticia, legal quizás pero injusta 


A Checo y Loretta,
mi hermano y mi cuñada por entrañables



LO QUE PASA EN LA CAMA PASA EN LA PLAZA;               
De la ignominia, la mezquindad y los dilemas (segunda parte)

La realidad siempre es parcial, depende del espacio y el tiempo desde donde se mire.  Absurdo era pensar que Enrique Peña Nieto se convertiría en líder después del 1 de julio, absurdo igualmente creer que López Obrador dejaría de serlo.  Ingenuo soñar que pasando la contienda los candidatos devendrían estadistas, nada más lejos de eso que el discurso triunfalista de Enrique Peña Nieto la noche del domingo y su capacidad sistemática de mentir o la cara larga de López Obrador el lunes impugnando casillas, y aunque les duela a muchos; esta vez desde lo legal.  Lo curioso es que las virtudes políticas (líder, estadista, mentiroso), como las llamaba Maquiavelo, pueden ser al mismo tiempo la fuerza o la debilidad de una misma persona, dependiendo la Fortuna, la circunstancia.  El todo junto, luz y sombra, sin invalidarse.

Andrés Manuel López Obrador,
"Tengo 58 años pero estoy aflojado en terracería"

El telegénico de 45 años, Enrique Peña Nieto














Más allá de que esté convencida, desde mi parcialidad, de que estas elecciones fueron particularmente ignominiosas y mezquinas quiero hablar de los dilemas de López Obrador.  No es ningún secreto que he apoyado abiertamente la candidatura de AMLO.  No en una, sino en dos ocasiones; no lo conozco, ni me pagan para hacer el proselitismo que he hecho con vehemencia.  Varias son mis razones para apoyarlo, pero me detendré sólo en tres palabras: pasión, terquedad e idealismo. Si la palabra Pasión produce miedos y es vivida con ambigüedad, el vocablo Terquedad es francamente peyorativo mientras que Idealismo es vista positivamente.  Yo que en mis múltiples locuras prefiero la voz de los poetas muertos a la de los grandes analistas políticos sé, como Blake: “que el camino del exceso conduce al palacio de la sabiduría” y que “la prudencia, es una vieja solterona rica y fea cortejada por la incapacidad”  


Lo que pasa en la cama pasa en la plaza, decían los romanos
 al hablar de la vida y actitudes de los políticos en la República y el Imperio



En alguna entrevista EPN fue criticado porque no sabía de qué había muerto su esposa;
corren muchos rumores acerca del "Astroboy de TELEVISA" 


Asumo que la pasión, la terquedad y el idealismo de Andrés Manuel lo han llevado a recorrer 4 veces el país, a un segundo matrimonio con una mujer de letras (que para mi personalmente no es dato menor: lo que pasa en la cama pasa en la plaza), a conservar el acento tabasqueño, a pesar de las criticas clasistas de cierta casta blanca, urbana y chilanga que hubiera preferido en la contienda ver a Ebrard (el espejo de Peña Nieto en las revistas de corazón); a pelearse y reconciliarse con líderes morales como Cárdenas, en fin a muchos excesos entre ellos la toma de Reforma en el 2006.  Quiero añadir, antes de que se malinterpreten mis palabras, que si la toma de Reforma fue un exceso también fue una válvula para sacar presión y apaciguar a los radicalizados (Obrador no sólo es apasionado también produce pasiones: lo aman o lo odian), y por supuesto fue y es un dilema esto de los resultados electorales y las impugnaciones.
  

El establishment mediático, académico e intelectual acusó con dedo flamígero,
a López Obrador por el plantón de Reforma.  Fue imperdonable decían.


Un dilema se produce cuando una persona se encuentra entre dos peligros, cuando ambas opciones implican perdida, un poco como enfrentarse a Caribdis o Escila.  Cuentan en la Odisea que Ulises para continuar su viaje y llegar a Itaca tenía que enfrentarse al acantilado Escila o al remolino Caribdis, ambos eran pruebas difíciles de superar; costaban vidas. Un dilema pues, no es fácil.

 Ayer cenando con mi hermano y mi cuñada, ambos entrañables, me di cuenta que personas racionales están dispuestas a ser irracionales e impugnar las selecciones porque se sienten traicionadas por la legalidad.  De alguna manera tienen razón, yo intentaba explicarles que la LEY no es justa sino legal y que el fraude estaba en los límites de la legalidad, empero sus argumentos me devoraban.  Por eso decidí, en esta nota, comparar mi divorcio y sus secuelas con la situación que ahora vive López Obrador.

¡Sin palabras!


Estoy un poco cansada de las posiciones radicalizadas, desde “los místicos del voto” (adjetivo originalmente empleado por los oficialistas para designar a la oposición panistas) hasta aquellos que empiezan su argumentación diciendo: “Este tipo está loco, va a pedir de nuevo VotoXvoto y CasillaXcasilla”.  Olvidan que AMLO es un político talentoso que sabe aprovechar las circunstancias y, aunque les duela; Andrés Manuel López Obrador ha sido el más legalista en este proceso 2012.  Mucho más que Vázquez Mota y Calderón que salieron a felicitar al PRI antes de los tiempos legales.


El arcano VIII del Tarot de Marsella, La Justicia; con una mano detiene la espada
símbolo de la Voluntad que corona, con la otra sostiene la balanza, sin embargo para equilibrarla utiliza su rodilla.
En la simbología no sólo del Tarot, la justicia se obtiene tomando partido


Mucho aprendí de mi divorcio, lo primero es que la LEY no es JUSTA es legal y lo segundo es que la LEY se puede interpretar y tergiversar.  En esa época de divorcio transité con otras mujeres el camino de los abogados y de los maridos, algunas llegaban rápidamente a acuerdos, otras pasaban de batallas a guerras dolorosas, las más caímos en la ambigüedad legal.  La ley dice que el proveedor tiene que dar pensión al que se ocupa de la crianza;  sin embargo siempre se puede comprobar que 1.- No se gana dinero, 2.- Se gana menos del salario real o 3.- De plano no se acata la ley.  Frente a esta última posibilidad, las mujeres se enfrentan a dos opciones: 1)Ser justas con ellas y pelear una pensión sacrificando a los hijos (les niegan las visitas si el padre no cumple lo convenido por ley) o 2)Sacrificarse ellas, aceptar resignadamente que el papá no va a ayudar a la manutención y convertirse en Mapás (crían y proveen) y no le niegan nunca al papá que vea a los hijos (Acatan la LEY, injusta pero legal).  Permítanme decir desde ya, que la decisión es durísima, ambas implican un costo altísimo: ser injusta con los hijos o con una misma.  Aquell@s que para sus juicios invocan la época de oro de cine mexicano o las telenovelas asumirán que acatar la LEY y resignarse es lo mejor, pero están otr@s quizás más ilustrados y democráticos (sí democráticos) que disentirán, impugnarán y pelearán.  La decisión en todo caso dependerá, más allá de las ideas, de lo que cada quién cargue en su costal.

Difícil que una mujer de letras acepte vivir y convivir con un tirano autoritario,
Beatriz Gutiérrez Müller en su departamento con López Obrador
Aquí su poema escrito después de las elecciones


“Segundo de julio”
 Ahora te parece que la gloria es zoco
y la preñez la causa de tu empeño.
Supondrás que la torrija es merecida
porque el desmán era hato niquelado.

Caminarás incierto por la rambla
haciendo a un lado la inmundicia.
Aplaudirás el graznido de la vaca
y ordenarás clemencia al pendenciero.

Comerás un desabrido alfóncigo caído
si es que entre la hambruna lo hallas,
cuando a la hora de tragar el fiemo,
vertiginosa la fiebre te consuma.

Cuando veas al pobre pelaje barbar
y no halles concha ni postigo chico,
Sentirás que la roña te carcome
timando a tu conciencia lisonjera.

Te quedarás mezquino entre la herrumbre
ya sin túnica ni calzas, mas con prez y lodo
lamiendo los pies de tu verdugo jactancioso,
más cruel que los gusanos de un difunto.

Comprenderás que las entrañas de la tierra
no se arredran en la fístula asonada;
aprenderás que la noche era de espejo,
un palio venenoso el que abrazabas.

Ahí estará para la recua el vítor fácil
la pifia que tus dedos concedieron
un falso clamor que aliente la carnaza
y un perdón no por todos otorgado.

(Beatriz Gutiérrez Müller, Segundo de julio)




El 27 de noviembre del 2010 en La Catedral de Toluca se casan la actriz
Angélica Rivera con el Gobernador del Edo de México Enrique Peña Nieto.
El vestido de la novia era bellísimo GULP 

Aunque los líderes y los gobiernos y los estados no son padres producen en los ciudadanos cosas parecidas, por ello sé que en soledad (recuerden que la izquierda no es homogénea y que, como Pedro que negó 3 veces a Cristo, hasta hoy nadie ha salido a defenderlo), López Obrador se enfrenta a una disyuntiva paralela: 1.-Ser injusto con los mexicanos y ser justo con él (impugnar la elección) o 2.-Ser injusto con él y acatar la LEY, injusta pero legal.
Yo no soy político, soy sólo mamá y en los bajos fondos poeta, yo preferí ser Mapá y apostarle a una visión de largo plazo; a pesar del costo personal, económico y sobretodo profesional que he vivido.  Pero repito yo no soy político y los políticos, hombres de acción, saben que su tiempo no está en el mañana sino en el hoy.  También sé que hasta el 6 de septiembre no sabremos el veredicto final.  Hasta entonces todo puede suceder incluso convocar a una segunda vuelta; mientras, como dice Ricardo Raphael, tendremos tiempos cardíacos, apasionados, confrontativos y llenos de vida…



Juárez fue un indio Zapoteca liberal, creador del rito masón mexicano.  A pesar de las infamias, su pensamiento no estaba tan lejos del criollo Lucas Alamán.  Cuentan que el día de su cumpleaños, cargando los oros de la nación sus fieles le propusieron hacer una fiesta; tenían dinero.  Pero dicen que se negó.  Austero e incorruptible, Juárez es el modelo a seguir de López Obrador

También pienso que ha sido un honor estar con Obrador, y si me escuchara le diría: Acatemos la ley, injusta y legal.  Pase a la historia como el líder moral de la izquierda que limite al PRI, fomente la diversidad cultural del país y trastoque el oscurantismo clientelar y los monopolios mediáticos que tanto daño nos han hecho.  Y es que a pesar del fraude de hace 6 años, de la ignominia y la mezquindad de hoy; de las decepciones, de las frustraciones y desengaños que son el pan de cada día,  de políticos y ciudadanos, la vida sigue.

Si quieres leer De la ignominia, la mezquindad y los dilemas,
Primera parte aquí:
http://editorialtariyata-zyanyam.blogspot.mx/2012/07/de-la-ignominia-la-mezquindad-y-los.html



2 comentarios:

  1. La verdad hoy no trabajé y me dediqué a leerte. Saludos Zyanya!

    ResponderEliminar